Mirto

Mirto

 

Tipo Aceite: Aceite Esencial

Origen: España

Nombre Botánico: Myrtus communis

Familia: Myrtaceae

Moléculas aromáticas: Cineol, geraniol, mirtenol, pineno, linalool.

Parte destilada: Hoja, flores y ramas pequeñas

Tipo extracción: Destilación por vapor

El Mirto es un arbusto del Medio Oriente. Crece en todos los países que bordean el Mediterráneo. Los países de donde el mirto es nativo son: Turquía, Marruecos, Argelia, Túnez, Francia, España, Grecia e Italia.  Árbol grande o pequeño con muchas ramas duras pero delgadas, corteza roja parduzca y pequeñas hojas acabadas en afiladas puntas. Tiene flores blancas, que se transforman en pequeñas bayas negras; tanto las hojas como las flores son muy fragantes.

Descripción

Características generales: El aceite esencial de Mirto, tiene un fresco, claro, dulce y herbáceo aroma, según el clima del país el aceite esencial de Mirto tiene un ligero toque de alcanfor o eucalipto.  Desde que la diosa griega Afrodita se escondió debajo de un arbusto de Mirto, éste ha sido sinónimo de belleza, pureza y amor. Guirnaldas de Mirto se usaban en las bodas en los tiempos bíblicos como un símbolo del amor conyugal. Las novias se adornaban con hojas de Mirto. Sus hojas y flores eran el ingrediente principal del “Agua de los Ángeles”, una loción para el cuidado de la piel del siglo XVI.

El aceite esencial de Mirto,  es un eficaz expectorante, su efecto balsámico ayuda a combatir los resfriados y alivia los síntomas de la gripe. Resulta muy aconsejable para utilizar en caso de tos y afecciones pectorales infantiles (diluido siempre en un aceite vegetal, como el de Almendras dulces).

Excelente para combatir el acné del adolescente y la piel grasa.  Reduce arrugas de la piel, mejora la seborrea y la psoriasis.  Aporta luminosidad a las pieles sin vitalidad.

Trabaja las adicciones y ayuda a liberarse de dependencias (tabaco, drogas…).

Principales características: Anticatarral, expectorante, antiséptico urinario y pulmonar, astringente, balsámico, carminativo, expectorante, equilibrante nervioso,  febrífugo, sedante, sudorífico, y descongestionante prostático.

Usos más tradicionales:

Piel y cabello. Arrugas y envejecimiento de tejidos, acné, poros abiertos, psoriasis y seborrea: antiséptico, tonificante y astringente.

Sistema circulatorio. Hemorroides, varices y estasis venosas: descongestivo venoso y linfático.

Cólicos y Reglas dolorosas: espasmolítico, sedante y calmante.

Aparato respiratorio. Tos crónica del fumador. Infecciones respiratorias crónicas con una importante congestión de las mucosas, dolor de garganta, gripe, rinitis, sinusitis: expectorante, mucolitico y antiséptico.

Riñones y vías urinarias.  Cistitis: viricida, bactericida, fungicida y antiséptico

Sistema reproductor masculino. Prostatitis

Sistema endocrino. Hipotiroidismo: regulador hormonal de la tiroides y los ovarios

 

Precauciones:

Diluir a un máximo del 5% en un Aceite Base antes de aplicarlo sobre la piel.  Evitar contacto con ojos y mucosas. No usar durante los meses de embarazo y lactancia.  En caso de asma, o epilepsia, consultar a su médico. Poner especial atención en la aplicación a niños menores de 3 años. En caso de hipersensibilidad o irritación, dejar de utilizarlo.  No ingerir el producto.