Aceites Vegetales

Ver los Aceites Vegetales disponibles
Ver los Aceites Vegetales disponibles

Los aceites vegetales son sustancias líquidas obtenidas por el prensado de semillas del tipo oleaginosas (almendras, avellanas, sésamo) o del tipo pericarpios (oliva o aceituna), ricas en ácidos grasos saturados  que penetran muy bien a través de la piel humana.  

El aceite vehicular en aromaterapia es un “aceite vegetal”, también llamado “aceite base” o “aceite portador”.  Permiten que la mezcla aromática con aceites esenciales pueda extenderse por una mayor superficie de la piel aprovechando sus  propiedades terapéuticas durante más tiempo.  Proporcionan un masaje mucho más agradable, contribuyendo a evitar también el posible efecto irritante de algunos aceites esenciales al hallarse diluidos.

Con el paso del tiempo y el contacto con el aire, luz o humedad, los aceites vegetales, se enrancian, como resultado de la descomposición de los ácidos grasos que contienen.

PRINCIPALES USOS DE LOS ACEITES VEGETALES

El aceite ha sido extraído en todas las partes del mundo, de diferentes especies vegetales y con sistemas técnicos múltiples. El ser humano lo ha usado no sólo para alimentarse, sino como elemento religioso destinado a ungir a las personas y bendecirlas, como ungüentos amorosos y cosméticos para cuidar y suavizar la piel y  como sustancias limpiadoras del cuerpo.   Todos ellos tienen una afinidad fisiológica con nuestra piel, proporcionando excelentes sustancias protectoras de la piel y la salud.

ELABORACIÓN Y PRODUCCIÓN DE ACEITES VEGETALES

Siendo sustancias de gran consumo son tratados y extraídos industrialmente. Hay dos tipos principales de producción y que está en función de las materias primas empleadas:

  1. Frutos oleaginosos. A partir de los frutos como almendras, avellanas, nueces, cacahuetes, aceitunas, palma, coco. Estos frutos contienen, no sólo aceite y grasa, sino también agua y sustancias glucídicas, proteicas y minerales, por ello es indispensable separar el aceite del resto de componentes del fruto a transformar, obteniéndose una masa denominada “orujo”. En primer lugar, se lavan los frutos a fondo, se descortezan o elimina el hueso, se trituran y laminan. Esta operación suele realizarse en molinos o trituradoras-laminadoras de cilindros, con el fin de obtener una pasta que será amasada y prensada para separar el aceite de orujo. Esta operación, así como la presión mecánica de la masa, pueden hacerse con o sin calentamiento.
  2. Semillas oleaginosas. En el caso de las semillas oleaginosas, estas se descascarillan, separando la cáscara de la semilla, como por ejemplo el girasol, se limpian, se trituran-laminan como los frutos oleaginosos y cuecen a 90-100ºC, siendo posteriormente exprimidas, y separándose el aceite de orujo. En procesos más industriales, la extracción se realiza mediante disolventes (como en el caso de los absolutos en aromaterapia) que posteriormente son evaporados. A excepción del aceite de oliva virgen, todos los aceites obtenidos a la salida de una prensa no son realmente de consumo humano por distintos motivos (gusto desagradable, olor, impurezas que limitan la conservación). Es necesario proceder a un refinado que tiene por objeto mantener las características organolépticas y estabilidad del aceite, intentando optimizarlo.

ACEITES VEGETALES ADECUADOS PARA LA AROMATERAPIA

Los aceites vegetales están relacionados con la aromaterapia en su aplicación tópica.

Por mucho que se argumente a favor de los aceites refinados,  para optimizar su olor o sabor,  no siempre los procesos empleados de desnaturalización del aceite vegetal, son los idóneos en aromaterapia, por lo que han de preferirse siempre:

  • Aceites orgánicos o ecológicos.
  • Obtenidos por primera presión en frío.
  • En el caso de sufrir algún proceso de refinamiento, que sea de tipo físico (filtrado, separación física de impurezas o sustancias que den mal olor o lo hagan poco estable a la conservación).
  • No emplear aceites vegetales de gran consumo para aromaterapia, por los procesos industriales a los que son sometidos, ya que pueden alterarlos.

Debemos también valorar que al emplear en un masaje un aceite excesivamente grasiento, oloroso y denso, puede ser contraproducente aunque sea adecuado, porque puede alterar o anular el efecto aromático de los aceites esenciales. Debemos encontrar un buen equilibrio entre una excelente calidad del aceite vegetal y unas características agradables y adecuadas para su utilización en aromaterapia.

PRINCIPALES ACEITES VEGETALES UTILIZADOS EN AROMATERAPIA

  • Aguacate
  • Albaricoque
  • Almendras dulces
  • Avellana
  • Argán
  • Caléndula (macerado)
  • Coco virgen
  • Germen de trigo
  • Hipérico (macerado)
  • Jojoba
  • Manteca de Karité
  • Ricino
  • Rosa Mosqueta
  • Semilla de uva
  • Sésamo