Combatir las picaduras de mosquitos y otros insectos con Aromaterapia.

Parece ser que los mosquitos prefieren el grupo sanguíneo “O” a los demás y que consideran un manjar las pieles que sudan mayor cantidad de ácido láctico, úrico y dióxido de carbono (embarazo y sobrepeso). También les encanta el olor corporal y el sudor después del ejercicio físico. Quizás sea esa la explicación de porqué en un atardecer de verano los mosquitos te meriendan mientras que las personas que te acompañan parecen ser invisibles para ellos. También les atrae ciertas alteraciones hormonales (adolescentes y mujeres en menopausia). Así que si estás dentro de los grupos mencionados, será mejor que te des una buena ducha antes de ir a dormir y no hagas ejercicio en las horas cercanas al sueño. La Aromaterapia nos ofrece aceites esenciales muy efectivos que nos pueden ayudar a mantener los mosquitos y otros insectos alejados de nosotros de una manera natural. Además tiene la ventaja de que son inocuos para las personas y el medio ambiente. Actúan modificando nuestro olor por otro que no resulta atractivo para los mosquitos. Así resultamos invisibles para ellos.

Si eres una de esas personas a las que acribillan los mosquitos, lleva siempre un roll-on con la siguiente sinergia:

  • 9 ml. de aceite vegetal de Jojoba 
  • 5 gotas de aceite esencial de Citronela de Ceylán o Citronela de Java 
  • 5 gotas de aceite esencial de Eucaliptos azul 

Depositar un par de gotas en muñecas, piernas y tobillos.

Bebés y niños hasta los 3 años:
Si buscamos un aroma más dulce, ideal incluso para bebés a partir de los tres meses hasta los tres años, podemos utilizar el aceite esencial de Geranio de Egipto, o el aceite esencial de Lavanda. Una dilución al 1% en aceite vegetal de Almendras dulces nos permitirá su aplicación especialmente en tobillos, piernas y brazos.

Consejos aromáticos: Colocar a diario, 2 gotas de aceite esencial de Citronela de Ceylán o Citronela de Java en el cuello del pijama o en el extremo de la almohada nos permiten mantenernos a salvo de ¡todos los insectos que pican!
También puede usarse en un difusor de aromaterapia, 5-10 gotas, media hora antes de acostarnos. Para armonizar la fragancia del aceite esencial de Citronela, podemos mezclar unas gotas con el aceite esencial de Geranio.

Loción calmante picaduras de mosquito y otros insectos:
Diluir 4 gotas de aceite esencial de Menta piperita, y 4 gotas de aceite esencial de Eucalipto azul, en 9 ml de aceite vegetal de Caléndula. Aplicar directamente sobre la picadura, máximo 3 o 4 veces al día hasta que desaparezca el dolor. 

*En niños menores de 6 años y mujeres embarazadas reducir la dosis a la mitad y sustituir el aceite esencial de Menta piperita por aceite esencial de Lavanda.

Consejo aromático: Uso tópico para el cuerpo. Los aceites esenciales puros, deben diluirse siempre en un aceite portador como el de Almendras dulces, antes de aplicarlos sobre la piel. Se recomienda leer en el apartado de Aromaterapia de mi blog, el artículo Consejos y Precauciones en la utilización de los aceites esenciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Antonia.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  1&1.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.