Los 15 aceites vegetales más recomendados para el cuidado de la piel

Los aceites vegetales, también llamados  aceites vehiculares, portadores o aceites grasos pueden ser utilizados para diluir los aceites esenciales antes de ser utilizados en la piel. 

Como sustancias terapéuticas los aceites vegetales son una buena fuente de vitaminas liposolubles (A, D, E, K), compuestos principalmente por ácidos grasos esenciales (omega-3 y omega-6), esteroles, fosfolípidos, octófilos y otras sustancias importantes siendo por sí mismos unos grandes aliados  para mantener el equilibrio de la salud de la piel, el cabello y el cuerpo. 

¿QUÉ SON LOS ACEITES VEGETALES Y COMO SE OBTIENEN?

Los aceites vegetales son totalmente naturales al obtenerse de frutos o semillas.  Sustancias líquidas obtenidas por la presión en frío de semillas oleaginosas (almendras,  avellanas, sésamo) o pericarpios (oliva o aceituna). Un método de obtención que no altera la composición natural del fruto ni de sus propiedades, siendo una de las mejores opciones para usar en la piel. 

Debemos tener en cuenta que con el paso del tiempo y el contacto con el aire, luz o humedad, los aceites vegetales  se enrancian, como resultado de la descomposición de los ácidos grasos que  contienen.

 DIFERENTES TIPOS DE ACEITES VEGETALES:

Hay dos clasificaciones principales para los aceites que vamos a emplear en   Aromaterapia: Aceites sólidos y Aceites líquidos.

1) Aceites sólidos: son aquellos aceites vegetales que su textura es consistente como las cremas a una temperatura ambiente. Aceite de coco, aceite de palma, aceite de palmito, manteca de karité.

2) Aceites líquidos: son aquellos aceites vegetales que su textura natural es líquida y que a su vez se dividen en función de su riqueza en ácidos grasos.

    1. Oleicos: Cacahuete, oliva, avellana, almendra, sésamo.
    2. Linoleicos: Girasol, maíz, soja, cártamo, uva, amapola, calabaza, trigo, algodón, nuez.
    3. Linolénicos: Lino, colza.
    4. Dentro de los aceites líquidos, podemos incluir también la categoría de los enflorados, o macerados; cualquiera de estos nombres puede ser adecuado para nombrar aquel preparado que realizamos de la maceración de una planta en un aceite vegetal. Los más empleados en Aromaterapia son: Árnica, Hipérico y Caléndula.
    5.  

ACEITES VEGETALES MAS EMPLEADOS EN AROMATERAPIA:

Estos son  los quince aceites vegetales más empleados en aromaterapia.  Encuentra el que mejor se adapte a tu piel y déjala que brille por dentro y por fuera.

01.   ALMENDRAS DULCES (Prunus Amygdalus).- Vitaminas: A, B1, B2, B6, E. Es uno de los AV más empleado como portador.  Llamado también aceite universal debido a sus increíbles propiedades compatibles con todo tipo de pieles. Intensamente hidratante, y a la vez simple y suave para cualquier persona con eczema, dermatitis o simplemente con la piel muy seca o agrietada.  Rico en vitamina A le otorga poder para suavizar las líneas de expresión y combatir las espinillas. Previene las estrías del embarazo.

02. ALBARICOQUE (Prunus armeniaca).- Propiedades prácticamente idénticas a la almendra dulce. Excelente protector cutáneo. Emoliente, nutritivo y fácilmente absorbible por su textura fluida.  Trato facial de todo tipo de pieles (sensibles, secas y maduras), incluida la grasa.

03.   AGUACATE (Persea americana).- Vitaminas: A, E, B, C, K. Suaviza, fortifica y protege la epidermis, especialmente recomendado para las pieles secas, frágiles, maduras o con poca luminosidad. Antioxidante clave en productos corporales por su efecto protector y regenerador frente a los agentes externos como la radiación solar. Antiarrugas –previene el envejecimiento cutáneo-.  Muy valioso en preparados de masaje y musculares.

4. ARGAN (Argania spinosa).- Nutre, regenera y reafirma las pieles secas, maduras o frágiles. Su elevado contenido en vitamina E y antioxidantes, lo convierte en un aceite reparador y protector de la piel, cabello y uñas.  Ayuda a prevenir las manchas oscuras y las líneas finas.  Su textura ligera y suave aroma lo convierten en un producto básico para el cuidado de la piel facial y corporal.

5. AVELLANA (Corylus avellana).- Muy parecido al de almendra dulce. Su delicioso aroma lo hace muy adecuado en todo tipo de preparados de uso externos, también para bebés y niños pequeños.  Rápida penetración cutánea.  Nutritivo ligeramente astringente también se emplea en pieles grasas y acnéicas.  Ideal para pieles secas, deshidratadas, quebradizas.

6. CALENDULA (Caléndula Officinalis) Macerado. Calmante de la piel y cutis después de tratamientos agresivos. Tratamiento alternativo para la dermatitis atópica, el acné y las arrugas. Alivia las quemaduras y picaduras de insectos.  No utilizar durante el embarazo.

7. COCO (Cocos nucífera).- Solidifica por debajo de los 25ºC. Muy utilizado como base para masaje.  Atrapa y retiene la humedad existente debajo de la piel, ayudando a suavizar y protegerla.  Es uno de los tratamientos más efectivos para una gran variedad de aplicaciones capilares, reparando el cabello dañado y el cabello seco, dotándolo de un espectacular brillo natural y soltura.  Por sus propiedades antimicrobianas y anti-fúngicas es útil en infecciones de hongos y cándida vaginal.

8. GERMEN DE TRIGO (Triticum durum). – Vitaminas: A, D, E, K. Rico en vitaminas liposolubles muy bueno para revitalizar la piel seca y madura. Tratamientos rejuvenecedores antiarrugas y contorno de ojos. Rico en antioxidantes y muy nutritivo, tiene la capacidad de aumentar la elasticidad de la piel previniendo la aparición de estrías.  Adecuado para tratar los síntomas de dermatitis. Beneficioso en estiramientos musculares, siendo una buena base para preparados de masaje deportivos.  Contraindicado en personas alérgicas a la proteína del trigo.

9. HIPERICO O HIERBA DE SAN JUAN (Hypericum perforatum).- Alivia los estados depresivos leves, la fatiga física y psíquica.  Ayuda a aliviar el insomnio y la astenia otoñal y primaveral.  Problemas relacionados con la inflamación nerviosa, incluyendo neuralgias, ciática y fibrositis.  Cicatriza y desinfecta heridas donde está dañado el tejido nervioso. Hemorroides y circulación.  Es fotosensible

10. JOJOBA (Simmondsia chinensis).- Se considera una cera líquida, por lo que no se oxida o enrancia pudiendo mantener sus propiedades durante un año. Contiene un alto porcentaje de ceramidas, un tipo de lípidos imprescindible para la salud de la piel.   Además contiene vitamina E es antioxidante y previene el envejecimiento prematuro de la piel.  Ideal para las pieles mixtas, ayuda a suavizar las arrugas y las marcas de expresión. Actúa también como tratamiento cosmético efectivo y natural contra las espinillas, barros, puntos negros, seborrea, irritaciones, sarpullidos y otras afecciones de la piel.

11. RICINO (Ricinus communis).- El mejor aceite vegetal para tratar las uñas quebradizas. Regenera y proporciona vitalidad al cabello dañado. Revitaliza y favorece pestañas y cejas.  Atenúa manchas en la piel causadas por la edad o exceso de sol.  Hidratante y con propiedades para tratar el eczema y las descamaciones.

12. ROSA MOSQUETA (Rosa rubiginosa).- Vitaminas: A, C. Tiene tendencia a enranciarse fácilmente. La mejor ayuda para la regeneración cutánea. Eficaz para atenuar las cicatrices, arrugas y manchas solares en el cutis, cuello y escote. Antioxidante, hidratante, nutritivo, reafirmante, reparador y repigmentante.

13. SEMILLA DE UVA (Vitis vinífera).- Contiene una gran cantidad de antioxidantes contra los radicales libres. El ácido linoleico y alto contenido en vitamina E del aceite de semilla de uva parecen ser las sustancias responsables de que ayude a un crecimiento más rápido del pelo.  No es graso, deja una sensación  agradable y es una buena alternativa al aceite de almendra dulce en caso de tener alergia a ésta. Recomendado en todo tipo de pieles, incluida la grasa. Combate el envejecimiento prematuro de la piel normal y mixta.  

14. SESAMO (Sesamum indicu).- Vitaminas: A, B, E. Gracias a la vitamina E y los oligoelementos nos encontramos con un aceite protector e hidratante para pieles normales y secas. Aceite que resiste muy bien la oxidación.  Retrasa el envejecimiento de la piel.  Excelente base de masaje. Ligero factor de protección solar. Ansiedad y estrés.

15. ONAGRA (Oenothera biennis). Es muy rico en ácidos grasos esenciales insaturados, que mejoran la elasticidad de la piel. Aplicado sobre la piel o tomado en perlas por vía oral, favorece la regeneración celular, mejorando la sequedad cutánea y regula la secreción de las glándulas sebáceas, por lo que se suele emplear para calmar tanto inflamaciones como eczemas y erupciones cutáneas.

Consejo aromático: Uso tópico para el cuerpo.  Los aceites esenciales puros, deben diluirse siempre en un aceite portador como el de Almendras dulces, antes de aplicarlos sobre la piel.  Se recomienda leer en el apartado de Aromaterapia de mi blog, el artículo Consejos y Precauciones en la utilización de los aceites esenciales.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Antonia.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a 1&1 que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

WhatsApp chat